De todo, un poco

Escrito por Newsletter el . Publicado en Novedades

Queridos familiares y residentes:

Mayo se nos abre como un abanico de variaciones. Estas son algunas de las actividades desarrolladas a lo largo de las últimas semanas:

Celebración del Día del Trabajador

Con un copetín, acompañado de picadita variada para todos los gustos, se celebró con un día de anticipación la fiesta del trabajador. Se habló sobre la vocación, el trabajo remunerado y el trabajo desarrollado en el hogar. Cada residente comentó cuál había sido su desempeño, a qué se había dedicado y cuál su edad de retiro de actividades laborales. Compartieron entre todos sus vivencias e impresiones de lo que habia significado para cada uno esta experiencia. Se destacó especialmente la importancia que tienen los trabajadores de la salud, agradeciendo y reconociendo la labor del personal a cargo.

Cine en Villa Juncal

Como es habitual, en las Asambleas de Convivencia, reuniones que se llevan a cabo semanalmente donde se tratan los temas de interés, sugerencias e intercambios, festejos y conmemoraciones, también se votan las películas que se exhibirán, así como se comentan las ya vistas. En esta oportunidad, el día 30, las elegidas fueron EL ILUSIONISTA y WATERLOO. Para el jueves 8 salió como favorita EL GUARDAESPALDAS y PATCH ADAMS para el sábado 10. Esta última dedicada especialmente para los que no concurrirían a la salida del día a Puerto Madero. En esta Asamblea, se debatió acerca de las proyecciones anteriores y coincidieron en las buenas críticas al respecto.

Lo sensorial y la palabra

En el taller de expresión coordinado por Hugo, se está trabajando acerca del valor de la palabra a través del cuerpo, de lo sensorial. Resulta muy divertido para sus integrantes el descubrir las distintas posibilidades y alternativas del lenguaje corporal.

Ponerse en el lugar del Otro

Este ha sido, nada más ni nada menos, el tema de la Asamblea del día 7. El ubicarse como un Otro, el amor al prójimo, el respeto mutuo y la comprensión de la diversidad. Se conversó acerca de las veces en que sentimos que ciertas actitudes nos perturban. Surgieron propuestas de cómo manejarse frente a estas situaciones, cómo ayudar, y cuándo es el momento de pedir ayuda a los asistentes.

Paseo a Puerto Madero

Liliana, a cargo de dicha actividad, nos acercó una colorida crónica de esta experiencia, que aquí extractamos:

Llegué a Villa Juncal en un arribo poco usual, pues el barrio recibía a participantes del acto público en conmemoración del jesuita padre Carlos Mujica, y por tal motivo no circulaba el tránsito frente a nuestra residencia. Estaba sentado en la recepción Carlos, listo para la partida, quien refirió: “a Mujica lo conocí, pues era vecino del barrio y juntos íbamos a misa a Ntra. Señora del Socorro.” Norma me informó que la compañía de taxis no enviaría unidades, por lo que, conversando con Celeste la asistente acompañante, optamos por tomar dos taxis en la esquina. El grupo de salida estaba conformado por Carlos, Hilda, Ma. Esther, Dora y Victoria. Gracias a la amabilidad de los conductores, partimos en sendos taxis que fueron surcando el tráfico hasta nuestro destino final: el lugar de comidas “FRIDAY´ S”.Allí ya nos esperaba una mesa amplia y rectangular, con sillas de color marrón oscuro. Todos quedaron sorprendidos por la decoración del lugar: lámparas de opalina blancas con flores de colores colgaban del techo, amplios ventanales nos abrían paso, unos a la Avenida Alicia M. de Justo, otros, hacia los diques de Puerto Madero, en una tarde de sol y brisa agradable. Sobre la pared pendía un acordeón a piano, un jardín interior con palmeras y plantas acuáticas impulsó a Hilda a levantarse para disfrutarlos y juntas nos acercamos a gozar. La música sonaba suave. Carlos hizo referencia a las chicas sentadas en otras mesas: “Tendría que haber llegado unos cuarenta años antes”…. “Sí, pero ni este lugar existía entonces…” alguien agregó y todos reímos. Los mozos nos ofrecieron las posibilidades de merienda….Vicky se decidió por una gaseosa burbujeante en vaso largo sin hielo, y fueron llegando las infusiones, tés, cafés, y el submarino para Carlos, que él llamó “chocolatada” con gesto y remembranza alegre de escolar. Luego llegaron las tortas que dividimos gracias a sus porciones abundantes, así todos pudimos degustar distintos sabores. Celeste se ofreciò a acompañar a quienes quisieran hacer una pasada hasta el dique para disfrutar de la puesta temprana de sol, como dicta el otoño. Nosotros permanecimos gozando del cálido ambiente hasta su regreso. Vicky pidiò otra gaseosa y afirmó: “Tenemos que salir todos los sábados” Con gentileza, la moza nos consiguió los taxis de vuelta. Regresamos convencidos del lindo paseo y nos preparamos para el próximo.

Simulacro de salvataje de incendio

Desde lo administrativo, les contamos que se realizó el habitual simulacro de salvataje, en el que una vez más todo el personal y los residentes demostraron destreza, cordial colaboración y eficacia. Agradecemos los esfuerzos que estas movidas requieren. De la generosa y eficaz labor del personal dependen los excelentes resultados y la seguridad de todos.

Esto es todo por ahora, señores. Nos estaremos comunicando nuevamente para ponerlos al tanto de lo que sus familiares disfrutan y realizan semana a semana.

VIDEO INSTITUCIONAL - Año 2003

video23

CONTACTENOS

  • Visitenos:
    Juncal 857, CABA
    • Llamenos:
      (+54) 11 4393-7732
      • Escribanos:
        Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.