ENTREVISTA A LA LIC. MARIANA MUTI – Coordinadora General

Escrito por Newsletter el . Publicado en Aportes Profesionales

ENTREVISTA A LA LIC. MARIANA MUTI – Coordinadora General -

- Realizada  por los Residentes – Junio 2015

Seguimos con esta serie de entrevistas a miembros jerárquicos de la Institución así como a profesionales que integran la comunidad Villa Juncal. En el encuentro de hoy, agradecemos la presencia de Mariana y damos comienzo a las preguntas formuladas por los propios residentes, que fueron surgiendo durante la reunión anterior, con la finalidad de conocer más en detalle su trayectoria profesional, y compartir aquellos aspectos de su vida que considere importantes para un mutuo conocimiento e intercambio comunitario. Uno a uno va planteando a la Licenciada distintos aspectos a desarrollar:

Alcira: ¿Cuál es realmente su función en Villa Juncal? Mi función es la Coordinación General. Esto abarca mucho, y como ustedes saben, Villa Juncal es una PYME, una empresa mediana, por lo que las funciones no son tan rígidas y excluyentes como en una empresa multinacional. Soy la psicóloga de la institución, como tal, estoy a cargo del ingreso de la persona, su adaptación, las conversaciones previas con los familiares de residentes ingresantes. Luego realizo el seguimiento de este proceso brimdamdo el apoyo que necesiten. A su vez, ejerzo como terapeuta institucional en situaciones en que un residente requiera tratamiento psicologico.

Marta: ¿Por qué llegó aquí? Llegué hace 18 años, hace mucho tiempo. Yo estudiaba psicología. Hay una anécdota que muy pocos conocen de cómo conocí al Dr. Bulacio. Estábamos en Lucila del Mar, veraneando, y al Dr Bulacio se le quedó el auto en la playa, y mi mamá y su marido, y nosotros, ayudamos al Dr. a sacar el auto de la arena. Y al otro día, vino a agradecer y tomar un café al balneario, así se enteró de que yo estudiaba psicología, y a partir de allí quedamos en contacto. Se intercambiaron los teléfonos con mi mamá, y me llamaron porque había una señora que los fines de semana necesitaba un acompañante terapéutico. O sea que yo empecé a trabajar acá como acompañante terapéutico. Salíamos a museos, confiterías, y otros lados. Después surgió que necesitaban una recepcionista tres o cuatro horas por semana. Así que yo hacía el acompañamiento los fines de semana y la recepción durante la semana. Después dejé la actividad de los fines de semana, pasé a más horas como administrativa. Luego integré el sector de Recursos Humanos hasta que llegué a la Coordinación. No había computación, era todo a mano, las planillas.

Inés: Empezaste, como dicen en las Empresas, de cadete, desde el piso, por eso manejás todos los sectores con tal facilidad y conocimiento.

Luisa: ¿Qué la motivó a aceptar la propuesta? Siempre tuve una relación muy especial con la gente de la tercera edad. Para mí, fue algo muy especial. Hasta el año pasado pude disfrutar de tres de mis abuelos. Dos de ellos fallecieron el año pasado. Imagínense, yo tengo treinta y ocho años. Mi abuela paterna falleció hace diez años. O sea que los he disfrutado. Hoy en día tengo a mi abuela materna. Yo vivía en Lanús, a una cuadra de ellos, y para mí era un placer ir a visitar a mis abuelos maternos. Era disfrutar, hoy en día inclusive, su compañía, la comida casera. Imagínense que ellos son italianos, mi papá es italiano, entonces esto de la comida tiene un ingrediente muy especial, sobre todo no sólo el respeto a los adultos mayores sino disfrutarlos. Para mí no es: tengo que ir a la casa de mi abuela, sino cuándo voy a la casa de mi abuela. Como para mí era algo que me gustaba, entonces ¿por qué no trabajar con eso? Tuve la entrevista con el Dr. Bulacio, y compartía los valores de la Institución. Esta visión de una vejez activa, esto no es un depósito, acá aprovechamos y disfrutamos de las actividades grupales, de las salidas. Queremos gente con empuje y que tenga esa filosofía, que todo el tiempo estemos pensando qué se puede hacer. No: “vengo a trabajar, ahora no me queda”.

Alcira: ¿Qué estudios universitarios tiene? Mi carrera profesional es Psicología, estudié en la UBA, y después hice una especialización en Gerontología en la Universidad Maimónides. Tengo un curso de Post-Grado en Neuropsicología y en Psicoprofilaxis Quirúrgica. Es una preparación de las personas y acompañamiento antes y después de las operaciones. Siempre dirigido hacia la Tercera Edad. En Neuropsicología estuve en el Hospital Argerich, con el Dr. Albanese, que ustedes conocen. En lo que es Psicoprofilaxis Quirúrgica, en el Hospital Álvarez. El hospital público me gusta mucho, da mucha apertura y experiencia.

El grupo en general se pregunta: ¿Qué materias y cómo se organiza la carrera? Les cuento algo como anecdótico interesante: la carrera de Psicología no tiene incluida la Vejez como materia obligatoria, la tiene como optativa. La Psicología llega hasta la Adultez como obligatoria. Si uno quiere hacer algo referido a la vejez, tiene que optar, dentro de las 6 material optativas. Por otra parte, lo que se ve de Adultez es la patología de la Vejez. No se ve la Vejez Saludable. Se estudia la Demencia, Parkinson, entre otras.

Inés intercala el pedido a Susana, una de las residentes Doctora pionera en Gerontología (VER ENTREVISTA: Sector Comunidad de esta misma página WEB). Se convoca a Susana que defina brevemente la diferencia entre Geriatría y Gerontología. Susana: La Geriatría se ocupa de la enfermedad del paciente. La Gerontología se ocupa de todo lo que rodea al paciente y puede modificar su respuesta ante las propuestas.

Angie: ¿En qué consiste la actividad de Asamblea de Convivencia, donde conoció a Mariana y tuvo su primer contacto? La Asamblea de Convivencia es una actividad grupal que se realiza una vez por semana y es uno de los pilares de la Institución. Tenemos reuniones con profesionales, con los familiares, con el personal y con los residentes. El Dr. las llama como las cuatro patas de una mesa. Esta reunión con los residentes se la llama Asamblea de Convivencia. Lo que hacemos es justamente hablar del Arte de Convivir: qué dificultades existen, qué cosas hay para destacar, referido al personal, a la misma relación entre ustedes, qué actividades les gustan, cuáles no, qué podemos incorporar, las novedades. Inclusive hemos tratado muchas veces el fallecimiento de un residente, charlarlo entre todos. Cuando ingresa un residente le damos la bienvenida y nos cuenta. Es el punto de encuentro de la comunidad.

Carlos: ¿Cómo hace para convencer a la gente para ir a Meditación, o a otros talleres y otros eventos? Lo que hacemos es explicarles la importancia de las actividades grupales, más allá de la actividad en sí misma, que a uno le pueda o no gustar, cada actividad tiene una función en general. Tiene que ver con la estimulación, con la participación grupal, el compartir, activar ciertas zonas del cerebro que uno no la activa naturalmente. Entonces, toda actividad comprende estimulación, por más que sea Manualidades, porque están trabajando a motricidad fina, la concentración, la atención. En Meditación misma, están trabajando la respiración, con el poder establecer un espacio y cumplir con el horario. Son muchas cuestiones que engloba cada actividad, más allá del profesional, o más allá de la actividad en sí misma que se proponga.

María Julia: ¿Tuvo alguien de su vida una influencia determinante en esta decisión? Otra cuestión que fue determinante para la elección de mi especialidad profesional. Algunos me preguntan cómo puedo trabajar con gente mayor en una residencia, si no me deprime. Y yo sentía que venía contenta, entonces pensé por qué no capitalizar esto que para otros es cuestionable, para mí fue unir los dos aspectos: algo que me gustaba hacer y la elección profesional. Una de las filosofías que tiene Villa Juncal, justamente, es que a uno le tiene que gustar donde trabaja, tiene que gustarle lo que hace, si no, no hay plata que pague su trabajo. Dentro del campo de la psicología, si uno se dedicara al trabajo dentro de una empresa, ganaría mucho más que en el ámbito de la salud, de la clínica.

Lita: ¿Dónde está físicamente en la residencia, se ubica en un ámbito determinado, cómo organiza su función, y su AMPLIO despliegue de funciones? En principio estaba en una oficina abajo, y luego, charlando con el Dr. Bulacio, decidimos que subiera al 1er piso como para estar más en contacto con los residentes y que no sea mi ámbito a puertas cerradas y que tenga que pedir la persona audiencia, sino estar accesible a todos. Allá, en el salón blanco, tengo mi escritorio con mi computadora, aunque estoy yendo y viniendo. Allí tengo mi centro de operaciones, por la computadora más que nada, que comparto con Sandra, la supervisora de enfermería. En cuanto a la amplitud de actividades que realizo, me apoyo mucho en los supervisores de cada área: supervisora de Enfermería: Sandra, de mayordomía: Verónica, Ariel en la supervisión de Mantenimiento y el Dr. Bonini en la Coordinación Médica; Sergio, en la de Kinesiología y ahora Estela en la Terapia Ocupacional. Mi contacto con ellos es directo y constante. Tratamos de ver en conjunto cada área en particular, tenerme informado como para supervisar a mi vez y organizar, por ejemplo eventos y todo tipo de actividades. Que no coincidan entre sí, que no se superpongan fechas, que sean de interés. Después lo traemos a la Asamblea de Convivencia para que sea de interés para ustedes y se intercambien propuestas.

Rosita: ¿Está contenta con lo que hace? ¡Qué lindo! Sí, la verdad que sí. Digamos, dieciocho años no se mantienen en un mismo lugar si uno no está bien. Yo sigo eligiendo trabajar acá, comparto la filosofía, y comparto su objetivo y propuesta. Cuando realizo las entrevistas a los familiares de posibles residentes, veo que su ingreso es la última opción, ya han pasado por la casa, por acompañantes, por hospital de día, y la última alternativa es la residencia. Y nosotros tratamos de mostrar y convencer de que recurran al ingreso como una herramienta de mejoría mucho antes de lo planteado. Se puede hacer mucho más cuando las personas están bien. ¿Por qué dilatar la decisión? Es verdad que hay muchos prejuicios, hay mucha mala fama de las instituciones. Uno ve las noticias de tragedias en geriátricos con las circunstancias negativas de negligencias y falencias organizativas. Esto no ayuda. Pero incumbe más una filosofía social.

María:  Está muy contenta de cómo está llevando las Asambleas de Convivencia. Y le surge la inquietud de ¿cómo maneja las diferentes opiniones o planteos que se presentan en las Asambleas? Primero, organizamos esto de hablar uno por vez, es como la primera forma de respeto por el otro, de darle la palabra a todos. Darle el lugar a cada uno que tiene y que manifiesta por su manera de ser. Hay gente más participativa espontáneamente y hay gente que necesita ser convocada. El respeto es la primera y principal característica de las asambleas. Son 54 personas que viven acá. Hay habitaciones de hasta cinco personas compartiendo lugar, es imposible que todos se lleven bien. Tratamos de conciliar. Es un Arte, el Arte de Vivir.

Carlos: vuelve a opinar acerca de lo bien que actúa frente a la convocatoria para la asistencia a Meditación. Es una actividad nueva, muchos nunca habían participado ni escuchado sobre ella, entonces trae mucha resistencia a los nuevos acerca de cómo podemos manejarnos y dejarnos llevar. Tiene muy buenos resultados. Carlos es un ejemplo de ello, hasta desde el aspecto físico, ha operado cambios positivos en él. Está muy contento con la actividad.

Marcelo: Comenta que maneja muy bien la Institución. No se enoja.

Y a partir de este comentario surgió entonces dentro del grupo en general, - refiere Inés,  coordinadora de esta actividad - una serie de cualidades tuyas mencionadas con el acuerdo y consenso unánime: tu sonrisa perpetua, tu calidez, tu ternura. Nos preguntamos cómo lográs esta actitud continua y tu maravilloso manejo de la adversidad y la diversidad. Gracias, Marcelo, y al resto del grupo por lo que fueron aportando después. Bueno, me enojo, (ríe cálidamente) no crean que no me enojo, muchas veces ante la falta de responsabilidad de los otros. Pero trato de manejarlo de la mejor manera posible. Siempre intentando focalizar lo bueno que tiene la gente  y tratar de potencializar eso. Frente a una persona que provoca  una dificultad, enfocar hacia lo bueno que tiene y rescatar desde esa posibilidad. Siempre pedir bien las cosas. Siempre saludar. Creo que lo más importante es la forma de pedir, de marcar algo. Si uno encara bien las cosas, la respuesta del otro va a ser lo que mejor le pueda salir en ese momento. Y, sobre todo, como decía anteriormente, el tema que me guste estar con ustedes.

Alcira: ¿Dónde más despliega su profesión, de qué manera y en qué otro lugar ejerce? Además, trabajo para OSDE haciendo domicilios. Son personas que no pueden moverse de sus casas, personas graves, o de post operaciones, a veces visitas temporarias, otras más permanentes. Trabajé en un centro de amputados, personas que habían sufrido pérdida de miembros, ayudándolas en esta experiencia de algo que no está y que no va a volver. Cómo adaptarse a las prótesis y a sus nuevas formas de vida. Después, he trabajado en el Hospital Álvarez y en el Hospital Argerich. Al inicio de mi carrera trabajé con niños. Es un área que me gusta mucho, también. La dificultad en este campo reside en confrontarse muchas veces con los padres que tienen esos chicos internados o en atención. A veces, los chicos mejoraban y no los traían más. Yo pensaba: ésta área me gusta pero no estoy siendo tan efectiva, porque si a mí me enoja esta situación de los padres, que también es algo para incorporar y trabajar, existe algo que yo no estoy pudiendo manejar en este ámbito. Uno tiene que saber con qué cosas sí puede, y con qué cosas no puede, como para posibilitar el ejercicio de la profesión.

EN GRUPO SURGEN OTRAS PREGUNTAS: ¿Cómo organiza los talleres de distintas actividades terapéuticas? ¿Organiza las reuniones de profesionales? ¿Cómo es la coordinación de estos talleres? ¿Qué conexión tiene con los otros integrantes no médicos de la institución? ¿Con los asistentes de enfermería, por ejemplo? Con respecto a los talleres, nosotros tenemos una amplia grilla de tareas grupales. Tenemos de lunes a domingo actividades organizadas y continuas. Mañana y tarde. Es una amplia oferta como para que cada residente pueda optar. Hay gente que realiza todos los talleres, hay gente que hace dos, hay gente que hace tres. Pero la idea es ofrecer múltiples variantes como para que la posibilidad de elección sea más amplia. Con respecto al resto del personal de la institución, más allá de los supervisores de áreas y de las reuniones de personal que tienen lugar regularmente, mantengo reuniones particulares con cada empleado. A veces, un empleado que empieza faltar o a presentar problemas, uno huele que está pasando otra cosa. Entonces, ofrezco el espacio para que puedan contar conmigo como para conversar acerca de qué les está pasando en su vida privada. Que sientan que la institución les brinda esa posibilidad de apertura, porque siempre está relacionado lo laboral con lo personal. Piensen ustedes que muchas personas están más tiempo aquí en su trabajo que con su familia. O sea que el trabajo en sí y la relación con sus compañeros termina siendo de gran importancia en sus vidas. El mayor tiempo lo comparten acá. Están como dos horas viajando, ocho horas de la institución, más dos horas de vuelta, suman diez horas fuera de sus casas. Existen problemas personales que se expresan en el trabajo y son como una especie de alerta y de pedido de ayuda.

Shirley, la Asistente que nos acompaña muchas veces en silencio, mientras toma la presión a los residentes, como la escena en este momento. es invitada a participar de esta experiencia y entonces intercala: Para mí, Mariana es excelente.

Clementina: Vemos cómo trabaja, cómo está siempre, cuando la solicitamos, cuando no la solicitamos, cuando la necesitamos. Creo que trabaja bien, nos atiende bien y gracias por todo, Mariana.

Como Emilia, Sara, Marta, Selva. Angie, Elba, enuncian todos los aspectos positivos de Mariana y le agradecen también.

Alcira: propone que la próxima entrevista sea a Sandra, la coordinadora del personal de Enfermería.

Inés propone a Mariana un cierre con respecto a esta experiencia de la entrevista con los residentes, y en general al grupo: Gracias, yo les agradezco, no sólo haberme hecho la entrevista sino lo que me aportan todos los días, sus actitudes también para conmigo. Sus aportes, las cosas buenas y las malas que observan, todo eso se trabaja institucionalmente.

Alcira cierra con una pregunta: ¿por qué me gusta tanto vivir acá, Mariana, vos lo sabés?

Mariana: vos sos una persona social, el estar con gente e interactuar te es fundamental. Tu rol activo es muy importante para la gente que ingresa, al igual que Clementina. Los ayudan mucho a la adaptación.  Porque, a veces, más allá de lo que uno pueda aportar desde lo profesional, desde el lugar institucional, el mejor trabajo lo generan ustedes, desde ustedes mismos como grupo. La convivencia entre ustedes. Cada uno tiene un rol importante.

Insistimos todos en el agradecimiento a Mariana por sus aportes y cordial participación con su eterna sonrisa y la despedimos con un cerrado y entusiasta aplauso.

VIDEO INSTITUCIONAL - Año 2003

video23

CONTACTENOS

  • Visitenos:
    Juncal 857, CABA
    • Llamenos:
      (+54) 11 4393-7732
      • Escribanos:
        Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.